Nemschoff

Creada en 1950 y con sede en Sheboygan, Wisconsin, Nemschoff  ofrece soluciones innovadoras para los espacios dedicados a la salud. Su gama de mobiliario hospitalario ergonómico se desarrolla con materiales de alta calidad y diseño innovador. Este enfoque ha convertido a Nemschoff en la marca de referencia de los centros de salud.

El sector de la salud presenta requerimientos especiales en cuestiones de mobiliario y accesorios. Por ello, es necesario producir mobiliario que se adapte a estos espacios y no entorpezca el funcionamiento de las actividades diarias.

La marca se dedica en cuerpo y alma desde 1957 a la producción de equipamiento para hospitales. Para ofrecer un producto de alto rendimiento, Nemschoff realiza una investigación previa del comportamiento de las personas en estos espacios, así como su interacción con los mismos. Todo cuenta: el modo en que los pacientes utilizan el mobiliario, el modo en que los profesionales de la salud se relacionan con el mobiliario y hasta la comodidad de los visitantes.

Actualmente, la marca es socia de una de las marcas punteras en mobiliario: Herman Miller- lo que permite incrementar aún más su calidad productiva.

Tal y como apunta el consejero delegado de Herman Miller, Brian Walker, «Existe un crecimiento y envejecimiento de la población en Estados Unidos y a nivel internacional, lo que aumenta la necesidad y la demanda de los servicios de salud. Por esta razón, vemos la necesidad de crear estrategias y recursos para el desarrollo de productos que ofrezcan la solución ideal para este mercado y para cada cliente de este segmento».

Mobiliario Clínico Nemschoff – espacios de salud con más comodidad

La salud es parte de la génesis de la marca, por ello, no es de extrañar que el mobiliario producido por Nemschoff  siga los principios ergonómicos. La empresa estadounidense combina investigación, diseño puntero y las mejores técnicas de producción ¿El resultado? Piezas de alta gama, destinadas a durar y a aportar un valor añadido.

Si existe algo que diferencia a Nemschoff son los acabados hechos a mano, para no perder la autenticidad y calidad en cada una de las piezas. La combinación de materiales y procesos, así como la investigación previa, conforman un proceso productivo que resulta en mobiliario de alta gama.

Catálogo de Nemschoff – desde la sala de espera hasta la consulta

Dedicada al universo de la salud, Nemschoff trata de ofrecer soluciones a todas y cada de las necesidades de este sector.

El área de la salud requiere una especialización y atención especial debido al cableado, oxígeno y apoyo eléctrico que rodea al paciente. Con el objetivo de ofrecer soluciones punteras, la marca trabaja con clientes, arquitectos y diseñadores en las fases iniciales de los proyectos para adaptar sus productos a las necesidades individuales de cada usuario.

El catálogo de Nemschoff ofrece soluciones para los espacios administrativos, salas de espera, laboratorios, habitaciones de pacientes e incluso para las dependencias de pediatría.

La gama de productos Nemschoff incluye:

  • Mobiliario Clínico que incluye mesas de apoyo y centro
  • Camas para pacientes
  • Sofás para las visitas
  • Asientos especiales para laboratorio
  • Muebles de almacenaje para la zona administrativa o especiales para el laboratorio
  • Accesorios y mobiliario especial para psiquiatría que  consiste en piezas confortables para proporcionar un ambiente acogedor.

Todos y cada uno de los productos  están pensados para traer armonía a cualquier ambiente médico. Así, los acabados se ajustan al espacio en cuanto a su color, equilibrio, dinamismo del espacio y por supuesto, al confort necesario.

Mobiliario clínico sostenible

Al producir mobiliario para espacios de salud, Nemschoff tiene en cuenta la sostenibilidad de las piezas.

De esta forma, el mobiliario clínico de la marca se produce para tener una duración por encima de la media. Además de esta medida, Nemschoff  transporta el mobiliario a través de empresas que operan cerca de las fábricas, reduciendo así la emisión de gases tóxicos a la atmósfera.

En la fábrica de Nemschoff, la producción pasa también por procesos de reciclaje – la madera que sobra se reutiliza para hornos y sistemas de calefacción.

Todo el diseño y los materiales utilizados tienen un objetivo sostenible.

Sobre  Nemschoff

Leonard Nemschoff creó la empresa en 1950, en Sheboygan, Wisconsin. Por aquel entonces, la ciudad era conocida por la producción de mobiliario, lo que le valió el apodo de Ciudad de las Sillas.

Siguiendo esta corriente, en los primeros años de la marca, esta se enfocaba en mobiliario institucional que pasaba por colecciones de sillas y mesas de alta gama. No fue hasta 1957 cuando Nemschoff se dedicó al sector de la salud, especializándose en mobiliario clínico.

La década de los 60 fue la época de oro para la empresa. Además de haber recibido su primer galardón (por el mejor diseño de asiento), la marca marcó la diferencia con dos innovaciones en el ramo de la salud. Estas innovaciones consisten en dos características que establecieron un nuevo estándar en el mobiliario hospitalario: el diseño wipe-out (que permite una fácil limpieza) y tapas reemplazables  de sofás y sillas (que aumentan la duración del producto).

A finales de los años 80, Nemschoff lanzó una innovación revolucionaria en el mercado: tejidos ignífugos. Con esta trayectoria estelar en 2004 la marca se convirtió, finalmente, en el número uno en mobiliario hospitalario.

En 2009, al ser adquirida por Herman Miller, la marca consolidó la calidad sus productos, convirtiéndose en una marca de referencia en el sector de la salud.

La misión principal de la marca es mejorar la experiencia de los usuarios y trabajadores en el área de la salud, lo que repercutirá en una mejora de la sociedad- el objetivo principal de Nemschoff.