Herman Miller

Posicionándose como uno de los diseñadores más influyentes de muebles y piezas de decoración, la marca Herman Miller es legendaria en el mundo de los muebles, y es fácil entender porqué.

Originalmente fundada en 1905 como Star Furniture Company en Michigan, la compañía comenzó produciendo muebles de gama alta y dormitorios de estilo histórico, hasta aproximadamente 1923. En ese momento, el 51% de la compañía fue comprada por Herman Miller y Dirk Jan De Pree, y desde entonces, la empresa decidió centrarse en la creación de diseños al  más puro estilo estadounidense utilizando madera nativa tradicional de la región, y su diseño comenzó a ser popular en todo el mundo.

La compañía incorporó arquitectos a bordo que influyeron mucho en los diseñadores de muebles que trabajaron en Herman Miller durante los años 1930 y 1940, pero no fue hasta 1945, cuando Charles y Ray Eames se unieron a la compañía, y se creó la icónica Silla Eames, lo que supuso el despegue de Herman Miller.

Tal vez la pieza de mobiliario más icónica jamás creada, posiblemente haya visto la silla Eames unas cuantas veces, si no es en casa de uno de sus parientes, probablemente en una película o en una conocida serie de televisión. Estas sillas aparecieron en el programa de televisión Mad Men y  The Simpsons, por ejemplo, pero también estuvieron presentes en la película El lobo de Wall Street y muchas otras películas y series.

Hoy en día, Herman Miller continúa la tradición de excelencia que estableció a principios de los años 1900 como pionero del mobiliario estadounidense. Aunque sus piezas son relativamente caras en comparación con otras opciones contemporáneas, cuando se adquieren pasan de una generación a otra, trayendo consigo muchos años de historias que contar.

Además de eso, muchas piezas de muebles de Herman Miller siguen aumentando su valor, especialmente las primeras piezas de la silla Eames, que actualmente solo están disponibles como reproducciones.

Una división relativamente nueva de Herman Miller, la División de Investigación Herman Miller, creada en 1961, con sede en Ann Arbor, Michigan, ha sido responsable de nuevas piezas de mobiliario de oficina, como la Silla Aeron, diseñada por Don Chadwick y Bill Stumpf. Es la más ergonómica y la más cómoda de todas las opciones de sillas de oficina disponibles hoy en día. ¡Toda una generación de empresarios estadounidenses, diseñadores, propietarios de viviendas y apreciadores de muebles caen rendidos una y otra vez ante los diseños de Herman Miller del pasado y de los de hoy!

Pero Herman Miller no es una compañía que solo se enfoque en el éxito financiero. La responsabilidad social y ambiental también son preocupaciones principales. La mayor parte de la materia prima utilizada en cualquier producto tiene origen orgánico o reciclado y es inofensivo para la salud. Por ejemplo, el 94% del material utilizado en Aeron es reciclable.

Más allá de las preocupaciones ambientales, Herman Miller promueve el servicio comunitario, así como la salud y el bienestar de sus trabajadores y clientes.

En este contexto de salud y bienestar, la ergonomía y el diseño son el ADN de la marca. Los empleados pasan muchas horas sentados por día (tal vez tantos o incluso más pasan en reposo),por lo que tener una silla que se adapte perfectamente a cualquier posición, y proporcione una sensación de comodidad mientras se trabaja, es fundamental. De esta manera se trabaja mejor y se produce más. Cada silla es sometida a rigurosas pruebas de desgaste por simuladores que replican el uso diario hasta el límite.

Como se mencionó anteriormente, la innovación ha sido parte de la historia de la marca y durante los últimos años Herman Miller ha trabajado en el desarrollo de la idea de Living Office, creando espacios donde trabajar se convierta en una experiencia placentera y no en un sacrificio.

En resumen, al pensar en Herman Miller, hay palabras o conceptos que forman parte de la marca: historia, diseño, ergonomía, innovación, calidad y comodidad.